martes, 8 de enero de 2008

Rockeros vs. Periodistas

PRESENTACION
La relación entre los músicos de rock y los periodistas especializados (o no) del género, generalmente no tiende a ser la mejor. Muchos cruces de ideas, apreciaciones e intereses se presentan en la cotidiana convivencia entre ambos.
Por un lado, los músicos en general admiten que los periodistas son "un mal necesario". Ciertamente, uno cuando toca necesita que alguien "calificado" le diga que está las cosas bien. Pero, ¿qué sucede cuando dicen que algo no está tan bueno? Ahí llega la bronca, y la negación de una crítica, y claro, el futuro corte de relaciones con aquel que escribió algo que no era lo que uno quería.
Por el otro, los periodistas (seguimos con el hermoso y solucionador término "en general") tildan a los músicos de "estrellitas" que sólo se preocupan por quedar bien parados ante su público y también ante el resto. Entonces tiran algún que otro dardito para ver si saltan como leche hervida. Y ahí, pobres de los que se hayan quejado, nunca volverán a ser bien vistos.
Mientras la cosa quede entre particulares, todo es cuestión de diferencias musicales, es natural, y muchas veces hasta divertido. Pero cuando entran a jugar los intereses (por ejemplo de poder, o económicos) la cosa se torna más complicada y entonces, para los periodistas, el artista es bueno o malo según lo requiera el multimedio para el cual está trabajando, y si tal transa con tal, o es amigo del otro, o conviene que sea bien visto, o puso más billetes, será vanagloriado y el otro defenestrado o aun peor, completamente ignorado.
Acá se podrán ir viendo ciertas disputas entre unos y otros, generadas por las distintas razones citadas. También se podrán apreciar a veces casos de amistad o de trabajo en conjunto, y cosas que, para quien escribe, valgan la pena de ser posteadas.

Para empezar una antológica frase de Frank Zappa para definir al periodismo de rock:

"El periodismo de rock son personas que no pueden escribir, entrevistando a gente que no puede hablar, para gente que no puede leer."

Grandiosa.