sábado, 19 de enero de 2008

Dos amigos que comparten muchas cosas...

AMISTADES 1

Antes de quedar como el Rial de la música, me gustaría pasar a citar alguna buena relación entre músicos de rock y periodistas, y para comenzar, puede tomarse la de Andrés Calamaro y Bebe Contepomi.
En una entrevista hecha por el periodista Christian Vazquez, el Bebe cuenta como empezó esa amistad hace muchos años: “Yo era básicamente fan de los Abuelos de la Nada. Le escribía cartas a Andrés, a la productora de Grinbak, y aparentemente se las daban, porque me empezó a contestar (…) cuando yo tenía 17, en el ’87, Andrés tocaba como solista en un recital en Mar del Plata, con otras bandas. Fui a ver el show, la conozco a Andy Cherniasky (su mujer de entonces), me presento. (…) Y un día me invitan a la casa, y voy. Congeniamos muy rápido, teníamos muchas cosas en común. Me acuerdo que Andrés tenía insomnio en esa época, y nos quedábamos viendo mucha tele. No había cable en esa época, entonces Andrés grababa programas de TV abierta y lo veíamos en video a la noche.”
El Bebe asegura haber sido testigo casi completo de todo Honestidad Brutal, ya que era una época en donde los dos coincidieron mucho, tanto en España como en Argentina.
En ese disco, hay dos datos curiosos que reafirman la amistad:
En primer lugar, en los créditos aparece el escrito “Ingeniería Psíquica: Bebe Contepomi”, al mejor estilo Redondos. Y como dato más significativo, la letra de la canción “Me pierdo” fue escrita por el propio Carlitos (nombre de pila del conductor de “La Viola”).
Y sí, parece que entonces los muchachos no sólo compartieron amistad, techo, y ESO que todos están pensando con una sonrisa en su cara, sino también una canción.
Acá la letra del tema, así si alguno quiere puede invertir la crítica y dedicarse a calificar como un periodista (bah, el Bebe, je) escribe una canción:

Me Pierdo
(C.Contepomi/A.Calamaro) –el estribillo es de Andrés-

Con tanto dolor no puedo contigo, sin ti no puedo
es noche y sin ti no quiero, no quiero un te quiero
pero cuanto te quiero con tanto colchón me pierdo
conozco el camino, pero me pierdo
es día y sin ti no quiero ni siquiera quererte
pero cuanto te quiero es muy duro saber
cual es la mejor mujer es muy duro saber
con tantas horas al día me entierro
te quiero volando conmigo me entierro
es tarde y sin ti no quiero, no quisiera quererte
pero cuanto te quiero, no se ni la hora, espero
es mediodía y sin ti no quiero, no quiero olvidarte
pero pasa el tiempo, no quisiera quererte
pero cuanto te quiero es muy duro saber
cual es la mejor mujer es duro saber
el tiempo pasa, nos vamos poniendo menos
es muy duro reconocer cual es la mejor mujer
es muy duro saber con tanto dolor no puedo
contigo o sin ti, no quiero, no quisiera quererte, pero te quiero.